ANGELITOS DE BLANCO ESPERANZA

En la parte norte de la ciudad de Badalona, siguiendo una corta carretera que serpentea por el pequeño valle que conforma la parte baja de la Sierra de Marina, se llega al Hospital de Can Ruti, un centro sanitario donde verdaderos angelitos vestidos de blanco, velan día a día y hora a hora, por la salud de muchas personas que se ven maltrechas por la afección de alguna dolencia. Aquellos querubines de blanca e impoluta vestidura, hacen frente con todos los medios a su alcance, a los males que debilitan la inmunidad humana, entregando en ello muchas horas de su vida existencial. El nombre de ilustres doctores como, Tarrats, Sastre, Espín, Pardo, Balañá, Romeu, Navinés, Borisova, etc… es un regalo divino para los seres humanos que buscan la sanación de sus dolencias en esta vida terrenal. El prodigio de su ciencia, fruto de muchísimas horas de estudio y formación, hace de estos hombres y mujeres, unos seres meritorios de todo tipo de elogio social, algo que el conjunto de las personas que acuden al centro hospitalario, tendrían que saber reconocer y valorar. La gratitud pública y el agradecimiento personal hacia estos ángeles terrenales, también hay que trasladarlo con toda su amplitud a planta, porque en sus dependencias, el sensacional salvoconducto que ofrecen enfermeras y auxiliares, es un remanso de atención, cuidado y comprensión hacia el paciente, una imagen agradable y simpática, que hace de la dura estancia hospitalaria, una llevadera existencia colmada de cuidados. Concretamente en la sexta planta de cirugía o en la segunda donde se ubican los quirófanos, nombres como los de Ana, Patricia, Sara o Muntsa, entre otros, representan un esperanzador baluarte anímico, para un momento de delicada comprensión mental. Si tuviéramos que definir algún milagro tangible y de contrastada veracidad, sin duda alguna podríamos poner de ejemplo, los que hacen a diario, aquellos angelitos de blanco esperanza que habitan en la falda de la Sierra de Marina.

Su abnegada dedicación les honra como seres humanos extraordinarios.

Muchas gracias a todos los profesionales médicos, que hacen posible el milagro de la ciencia.

José Luis Cantos Torres

Can Ruti

de José Luis Cantos Torres

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.