26 de marzo de 1827

Tal día como hoy de 1827, la música perdió a Ludwig van Beethoven, un talento único que revolucionó las partituras, reestructuró las orquestas, glorificó la hegemonía de la música y puso firmes a las clases bien alimentadas que lo rodeaban. Y todo eso lo consiguió, con una paulatina sordera que fue minando su audición hasta dejarlo totalmente sordo. ¿Se podrá tener mayor afán de superación, ante una adversidad divina tan cruel?   

Cementerio Central de Viena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: